3.3.15

Repetición


La práctica del chi kung y del tai chi chuan se basa en la repetición, sea del movimiento o de la Forma. No basta una sola vez para lograr el efecto que busca la práctica – el de desbloquear meridianos y armonizar la energía. Para que eso suceda se necesaria la repetición del movimiento, realizarlo una y otra vez.

En cada repetición se logra un poquito. Este poquito siempre es distinta cantidad, por así decirlo, ya que cada vez tenemos distinta concentración, distinta respiración, factores que influyen sobre el movimiento. Pero el efecto es acumulativo, los poquitos de cada repetición se van sumando y en un momento se logra el objetivo.

Esta forma de practicar genera en muchos principiantes aburrimiento y tedio. No comprenden esta idea de repetir. Acostumbrados a mantener la mente en estado de novedad y adrenalina constante, hacer lo mismo tan solo dos veces parece ridículo. Porque habría de hacer lo mismo? Repetir requiere dedicación, concentración, perseverancia, mucho mas esfuerzo que no repetir y hacer distinto todo el tiempo.

El aburrimiento es un punto  clave en la práctica y en la consecución de repeticiones. La mente se aburre, tanto para principiantes como avanzados. Si nos dejamos llevar por la queja interna del aburrimiento, todo lo que hemos acumulado se cae, el trabajo realizado se desperdicia. Pero, si traspasamos a la mente aburrida y continuamos repitiendo, practicando, nos damos cuenta de lo que hay mas allá de la mente, de las ideas, del movimiento regulado por el pensamiento: hay un movimiento que surge solo, que mueve el cuerpo y que trasciende lo físico conocido.

Además, cuando la mente deja de juzgar y de decir “estás haciendo lo mismo otra vez” empezamos a notar que no es así, que cada repetición es diferente, es un movimiento nuevo. Así la práctica de repetición se torna espiralada, pasando una y otra vez por el mismo lugar pero mas amplio y mas fluido, con una armonía geométrica que lleva también al equilibrio interno.

Repetir es mas simple, y a la vez mas difícil. Es ir a lo conocido para redescubrirlo, con constancia y compromiso, sin tomar la primera oportunidad de novedad que aparece. Quedarse y practicar.


Actividades Marzo 2015



ACTIVIDADES EN EL PARQUE KEMPES

Sábados 10 a 11.30hs
Práctica al aire libre de tai chi – chi kung y meditación.

No hay clases los fines de semana largos y si llueve se realizan en Punto Cero.


ACTIVIDADES EN PUNTO CERO
Las clases semanales y demás actividades que hacemos bajo techo son en:

Punto Cero – Centro de Autoconocimiento

● Clases de Chi Kung por la mañana: miércoles 8.30 a 9.30hs.

● Clases de Chi Kung por la tarde: martes 18.30 a 19.30hs

● Clases de Tai Chi Chuan quincenales: jueves 5/3 y 19/3 – 18.30 a 20hs.

● Práctica de Meditación Zen (Zazen): miércoles 19 a 21hs.


Todas las actividades requieren inscripción previa. Cupos reducidos.

Contacto: contacto@puntocerocordoba.com.ar / 153 127474


18.2.15

Es momento de volver a la práctica

Hay inercia de inicio. Todo va comenzando. Y entonces nos planteamos volver… a aquello que el año pasado terminamos con la inercia de terminar. Tal vez lo dejamos antes, o tal vez es algo que dejamos hace ya un par de años…

La pregunta es: ¿por qué regresa en nuestra mente, en nuestras intenciones? Hay una memoria que no es mental, ni en palabras, es una memoria corporal y emocional. En el cuerpo recordamos que la pasábamos bien, que de alguna manera funcionaba, daba bienestar. Lo dejamos por el mismo motivo que dejamos muchas cosas: la prioridad era otra.  El tema es que la mayoría de las veces, a la prioridad la define la mente y no el cuerpo. El cuerpo registra y luego pide mas de eso que le gusta. La mente lo ignora.

Entonces ahora, en la inercia de inicio, el cuerpo aprovecha y le dice a nuestra cabeza: vuelve, retoma!

Y no importa el por qué ni el cuándo dejaste de hacerlo. Si ese registro aun está en tu cuerpo y el cuerpo te lo reclama, hazle caso, el cuerpo sabe mas que la cabeza.
 
La mente funciona con la referencia externa. Eso es así porque tenemos sentidos (cinco) y pensamientos (ideas sobre lo que percibimos a través de los sentidos). Entonces la mente le hace mucho caso a lo que interpreta desde afuera.

El cuerpo es mas introspectivo. También tiene sentidos (los mismos cinco) puesto que la cabeza es parte cuerpo. Claro, la cabeza es cuerpo. Pero no tiene pensamientos, entonces no interpreta lo que percibe, solo percibe, solo siente y así funciona con la referencia de sí mismo.

Aprender a hacerle caso al cuerpo, a lo que cada uno siente internamente, sin juicio, sin influencias, es la práctica. Volvamos a la práctica, volvamos al cuerpo.